cabecera1cabecera2cabecera3

Sana autoestima

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

manz

 

¿Qué es la Autoestima? Creo que todo el mundo lo sabe, es “quererse a uno mismo”. Pero, ¿cómo se quiere uno a sí mismo? Hay muchos aspectos dentro de la autoestima y CUIDARSE es uno de ellos. Dentro del cuidado personal, la higiene y aseo personal son de vital importancia. ¿Qué sería de nosotros si vamos sin arreglar o asear por la calle? la gente, nos rechazaría y nos aislaríamos cada vez más. Sin embargo, el hecho de hacerlo, no es para los demás, sino para nosotros mismos. Cuando uno se asea, se siente bien consigo mismo, es el primer paso. Este aspecto es el primero que perdemos cuando estamos decaídos. Por lo tanto, hay que contrarrestarlo y precisamente obligarnos a asearnos cuando menos ganas tenemos, porque nuestro estado de ánimo mejorará.

 

Otro aspecto es nuestro estilo de vestir, de caminar, de ser y estar en el mundo. Cada persona, sin darnos cuenta lo hemos desarrollado a lo largo de la vida. Nuestros gustos y preferencias tienen mucho que ver en todo esto. Solemos elegir un estilo o color para nuestra ropa, nuestros complementos o las cosas que utilizamos cada día. Todo lo que está a nuestro alrededor, tiene nuestra marca de identidad. Nuestro estilo, dice quiénes somos y cómo somos. Y es bueno que seamos conscientes de ello, y conocernos a nosotros mismos. Este es un aspecto que refuerza nuestra autoestima y forma parte de ella: el AUTOCONOCIMIENTO.

 

Es necesario que sepamos lo que nos gusta, lo que reflejamos a los demás, lo que somos, en definitiva lo que queremos en la vida. A veces, es difícil saber algunas cosas, sobre todo en períodos de cambio. Hasta nosotros mismos, nos sorprendemos a veces de nuestros avances o nuestras reacciones, pero seguimos siendo en esencia NOSOTROS. Y la base siempre estará ahí. Conociéndonos a nosotros mismos lo más posible, nuestras relaciones con los demás mejoran, porque admitimos cómo son los demás y cómo nuestra forma de ser interactúa mejor o peor con los otros.

 

También es muy importante el AUTO- RESPETO, es decir, respetarse a uno mismo. ¿Tú te respetas? ¿O te insultas cada vez que cometes un error? ¿Te sueles enfadar contigo mismo? Si a veces no nos respetamos nosotros mismos, ¿cómo pretendemos que nos respeten los demás? Ahí está el quid de la cuestión. A veces, vamos por la vida cabizbajos, permitiendo que los demás sean lo primero, y luego nos sorprendemos con que se aprovechan de nosotros y nos pisan. Debemos ser conscientes de este hecho, porque nosotros mismos lo provocamos. Nuestra autoestima juega aquí un gran papel y en ella influye nuestro estado de ánimo, pero también nuestra personalidad y nuestra manera de enfrentarnos al mundo.

 

Si somos de aquellos que permitimos a los demás tomar decisiones, no nos sorprendamos de que cuando queremos tomarlas nosotros, no nos hagan ni caso. Damos y damos, pero cuando toca recibir, no llega nada. ¿Qué está pasando? Estamos actuando de una manera en la que primamos al prójimo y damos el mensaje de que nosotros no importamos, y que somos el “último mono”. Esto no lo podemos permitir. Ahí radica el AUTO-RESPETO, todos tenemos derecho a ser tratados con respeto y dignidad, y nadie es más que nadie. Un día por ti, otro por mí. Hay que equilibrar las relaciones y que estén al mismo nivel, en cuanto se inclina hacia un lado, siempre hay uno que recibe más que otro. A lo mejor, por carácter el que recibe menos lo aguanta sin problemas. Pero llega un límite, en el que todos nos cansamos y aquel que da todo, se planta y reivindica sus derechos, pero ya es tarde y la otra persona además no es capaz de verlo desde su perspectiva. Este hecho trae muchos problemas en las relaciones sociales y familiares. Así que, es bueno poner límites desde el principio y decir “aquí estoy yo y mis circunstancias, y el que no me respete que no me siga”. A veces, el bajo estado de ánimo nos puede hacer sentir inferiores a los demás, pero no es así. Y aunque a veces realmente haya una relación vertical: padres-hijos, profesor-alumno, jefe-empleado… todos debemos ser tratados con respeto y sin que se aprovechen de esa situación de poder. Si lo estamos permitiendo es porque recibimos un beneficio, pero llegará un momento en el que la dignidad de la persona se hiere tanto que se pierde la perspectiva. Pongámonos en nuestro lugar y no dejemos que nadie nos pise. Desarrolla una SANA AUTOESTIMA.

 

Consulta mi BLOG: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.

Acceso usuarios | Registrarse


busy
 

bannerdirecciondiariodelari