cabecera1cabecera2cabecera3

Salud y Bienestar

Consejos para este otoño

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

otonow

 

Ahora que estamos en época de cambios es necesario adaptarnos a las circunstancias. Es un paso previo al invierno y sirve para prepararnos.

 

Aunque aún hay días de buen tiempo, y nos resistimos a que haga malo, el acortamiento de los días es inevitable. Cada día oscurece antes y si madrugamos al levantar la persiana sigue siendo de noche.

 

Podemos fijarnos en la naturaleza, el cambio es perceptible: las hojas cambian de color, los árboles las pierden y siembran el suelo. La mayoría de insectos llegan al final de sus vidas, aunque se resisten, guareciéndose en cualquier rincón calentito.

 

Nosotros también cambiamos: de costumbres, de ropa, de actividades cotidianas. Aunque algunas cosas no las cambiamos tanto, somos los europeos más tardíos en cenar y acostarnos. Solemos adelantar en esta época la hora de la cena, respecto del verano, pero tampoco mucho. En realidad, vamos un poco en contra de nuestros propios biorritmos, ya que nuestro cuerpo se regula por los ciclos de luz y oscuridad. La hora en la que oscurece sería la hora ideal de descanso. Y la hora en la que amanece, es la hora ideal en la que estar activo. Hoy en día con los diferentes trabajos y costumbres, en este aspecto no estamos muy sintonizados con la naturaleza.

 

Mis consejos para este otoño son:


    Adecuar más nuestros horarios a las horas de luz y oscuridad, en la medida de lo posible.


    Caminar por la naturaleza: observar los cambios de color, los olores que desprenden los árboles y matorrales, los ruidos al pisar las hojas secas…


    Retomar nuestras actividades de ejercicio físico, clases o diferentes hobbies.


    Además comenzar con una nueva actividad: algo que no hayashecho nunca, o aquello que llevas tiempo pensando en hacer y parece que nunca hay  tiempo. ¡Ahora es el momento!


    Vuelve a ir al cine y al teatro, a ver exposiciones, tertulias, charlas de temas interesantes.


    Cuida de tu red social: recupera el contacto con la gente después del verano. Hay que ponerse al día y seguir cultivando nuestras amistades.


    Intenta realizar 5 comidas al día, cada tres horas, para conseguir estar activo y no caer en el cansancio. Además, comerás sólo lo necesario y mantendrás la línea.


    Por supuesto come fruta y verdura de temporada, como siempre digo: “la naturaleza es sabia, y nos da en cada época del año, aquello que más necesitamos”.


    Engánchate a una serie o programa de la TV para seguirla, cuando llega la hora de verlo, lo esperas con ilusión.


    Lee un buen libro y si puede ser, uno detrás de otro.


    Si te gusta coser o bordar es un buen momento para comenzar algo que quizás puedas regalar. También cualquier otra actividad manual que requiera un tiempo, puede ser algo de adorno para la Navidad.


    El cambio de armario: ya estás en el tiempo límite, hay que hacer hueco a abrigos y botas. Es momento de retirar aquello que lleves tiempo sin usar. Siempre lo puedes donar o hacer que alguien de la familia lo herede.


    El fin de semana hay que descansar, pero aprovecha para salir al campo y realizar escapadas a sitios donde aún no hayas estado. A la mente le viene bien un cambio de aires, aunque sea por un día y medio. No hace falta irse lejos, en Castilla y León y en la provincia de Burgos tenemos muchos parajes que visitar.


    Haz fotos: tanto mentales, para recordar en la retina, como con tu cámara, si eres aficionado. Hoy en día los móviles también nos permites disfrutar de hacer fotos de calidad.


    Y sobre todo no te olvides de ti mismo, cada día pasa un tiempo contigo mismo, haz algo en lo que disfrutes, te relajes y desconectes de todo lo demás.


Si quieres puedes leer sobre otros temas en mi Blog: vivirlapsicologia.wordpress.com

 

 

La FIEBRE en bebés y niños

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

fiebr

 

 

1.    ¿Qué es la fiebre?


La fiebre no es nada más y nada menos que un signo. En sí misma sólo es un aumento de la temperatura corporal con una importante misión para el cuerpo. La fiebre es un mecanismo de defensa que nuestro sistema inmunitario tiene para combatir las infecciones. Dicho de forma coloquial, la fiebre se encarga de “achicharrar a todos los virus y bacterias que entran en contacto con nuestro organismo”.


2.    ¿Cuándo se considera que tiene fiebre?


Lo más objetivo para saber si el bebé o el niño tiene fiebre, es tomar su temperatura corporal con un termómetro digital y preferiblemente en la axila. Se considera que tiene fiebre cuando presenta una temperatura igual o mayor a 38 º C. Entre 37,5 y 37,9 se considera febrícula y entre 36,5 y 37,4 la temperatura es completamente normal. No es real que haya niños “de temperatura baja”, que con 37,5 º C tengan fiebre. Puede ser que con esa temperatura se encuentren más molestos que otros niños, pero no podemos decir que tienen fiebre.


3.    ¿Cuál es su causa más común?


La causa más frecuente de la fiebre son las infecciones víricas y de forma menos frecuente las infecciones provocadas por bacterias.


4.    ¿Es necesario bajar siempre la fiebre?


No, claro que no. Como ya he explicado al principio, la fiebre sólo es un aumento de temperatura que tiene una misión muy importante y lo que nos importa no es bajar esa temperatura, sino que el niño se encuentre cómodo. Lo que vamos a intentar siempre es disminuir el malestar. Por lo tanto, solo será necesario bajar la temperatura si el niño se encuentra molesto. A mí me gusta sustituir el término “bajar la fiebre” por “mantener confortable”.

 

5.    ¿Puede provocar convulsiones?


No, en sí misma la fiebre no provoca daño cerebral ni convulsiones. Las convulsiones febriles son una respuesta del cerebro inmaduro ante un aumento de temperatura que no puede gestionar correctamente. Suelen ocurrir entre los 6 meses y los 6 años y no ocurren a todos los niños que tienen fiebre. Por eso en sí misma la fiebre no provoca convulsiones. Es un determinado cerebro inmaduro el que elabora esa respuesta ante la fiebre de ese niño y desencadena una convulsión.


6.    ¿Qué puedo hacer si el niño tiene fiebre y se encuentra molesto?


Si el niño tiene fiebre y además se encuentra molesto o incomodo, tenemos dos opciones para intentar ayudarle a disminuir el malestar. Por un lado contamos con numerosas medidas físicas que nos pueden ayudar y que son importantes: podemos desabrigarle un poco, sin que pase frío y mantener un ambiente térmico neutro; también es necesario ofrecerle líquidos continuamente para evitar una deshidratación y dejarle descansar en un sitio cómodo. No es correcto bañarle en agua fría ni poner paños fríos y tampoco es necesario obligarle a comer o estar tomándole la temperatura continuamente.
Por otro lado tenemos el uso de antitérmicos. Sólo será necesario usarlos si realmente tiene fiebre y se encuentra molesto y conocemos dos, el paracetamol y el ibuprofeno. Es vital respetar la dosis pautada y no usarlos antes de que tenga fiebre, de forma profiláctica.


7.    ¿Es correcto alternar antitérmicos?


No. Aún no se sabe porque esta práctica tan extendida aún, pero las asociaciones sanitarias de referencia recomiendan que no se alternen antitérmicos en los niños para tratar la fiebre. Alertan de que la fiebre es un mecanismo necesario, alternarlos no ha demostrado mayor eficacia, no existen estudios que den datos sobre la seguridad de esta práctica y además, y lo más importante, sumamos los posibles efectos secundarios de uno y de otro.


8.    ¿Cuándo debería ir a urgencias o al pediatra?


Aunque la fiebre es un mecanismo de defensa del organismo y no es necesario bajarla siempre, sí que es importante que sepamos identificar algunos signos de alarma que nos deberían llamar la atención. Es importante acudir a urgencias inmediatamente si: el bebé tiene menos de 3 meses, tiene petequias (manchitas rojo púrpura que aparecen en la piel y que no desaparecen al estirar está o al presionar con un vaso) o tiene alguna enfermedad o tratamiento. Si tiene más de tres meses, otros signos de alarma que nos deben hacer ir al pediatra son: dificultad respiratoria, no hace pis o hace poco pis, rigidez de nuca o dificultad para mover el cuello, alteración del estado general (muy decaído, muy irritable, llanto inconsolable, etc.), vómitos muy abundantes, convulsiones, fiebre > de 39ºC más de 3 días.


9.    ¿Es cierto que la fiebre alta significa enfermedad grave y la fiebre baja enfermedad leve?


No, como hemos visto, la mayoría de veces la fiebre está provocada por infecciones leves causadas por virus y pueden dar fiebres muy altas. Sin embargo hay enfermedades más graves que cursan con fiebre leve o incluso con febrícula. Lo que importa es vigilar el estado general del niño.

 

Para saber más. visita mi blog http://www.cuidadosycaricias.es/index.php/blog

 

Óptica Lens participa en la iniciativa ‘Ver para aprender’ impulsada por Visión y Vida

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

lensw

 

Ante las cifras que ponen de relieve que 1 de cada 3 casos de fracaso escolar se debe a una mala visión de los niños, se puso en marcha esta campaña que consiste en realizar de forma gratuita un Screening Visual a menores de entre 6 y 12 años. De esta forma, en Óptica Lens llevan a cabo una prueba sencilla de cribado, que determina si el alumno presenta un problema de visión que puede estar afectando a su rendimiento escolar y a su desarrollo.

 

Con este examen se pueden descartar problemas de visión y, en caso de detectar alguna anomalía, el especialista óptico-optometrista recomendaría a los padres someter a un examen visual más completo al niño.

 

En la campaña participan más de 1300 ópticas asociadas, repartidas en 500 municipios de España. Los datos recogidos servirán para crear el primer estudio de ámbito nacional sobre el estado de la salud visual infantil.

 

La campaña estará en vigor hasta el 31 de octubre. ¡Ni un solo fracaso escolar por una mala visión!

 

Atención al menor síntoma de pérdida ósea de nuestra boca

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

dientesw

 

Teniendo en cuenta que el hueso es una estructura viva que de forma continua crea hueso nuevo y nuestro cuerpo reabsorbe el tejido viejo es importante vigilar que esa pérdida no sea excesiva. La pérdida ósea dental es una de las enfermedades que afecta a un gran número de personas.

 

Los odontólogos clasifican en dos los tipos de pérdida ósea, el asociado al envejecimiento y el asociado a diversas patologías como la periodontitis o la osteoporosis. Debemos estar alerta, porque lo más normal es que cuando nos damos cuenta de que la pérdida ósea se está produciendo es demasiado tarde. Cualquier movimiento de dientes, ver que tenemos alguna pieza más larga que otra, el aumento de sensibilidad dental o la aparición de triángulos negros entre los dientes nos dicen que esa pérdida se está produciendo. En el caso de que nos falte alguna pieza, es importante reponerla para frenar la pérdida ósea en los huesos maxilar y mandibular.

 

Una vez que el hueso se ha perdido, es posible recuperarlo si se debe a una enfermedad periodontal mediante técnicas de cirugía regenerativa. De esta manera se logra estabilizar la vida de las piezas dentales y alargar su vida.

 

Los virus en la infancia

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

mocosbynw

 

¿Por qué los bebés y los niños siempre tienen mocos?


Los mocos y los niños son inseparables, nos guste o no, es normal ver a un niño siempre con mocos y ni te cuento si acaba de empezar el invierno y son los primeros meses de colegio o guardería, pero ¿por qué siempre tiene mocos?, ¿significa eso que está siempre malo?...


Los bebés y los niños nacen con inmunidad a los virus y bacterias propios del ambiente familiar más cercano. Es decir, tú con el parto y la lactancia ya le pasas inmunidad para numerosos virus que conviven contigo. Después los primeros días en casa se irá poco a poco inmunizando a los virus que existen en ese ambiente y para los que él está preparado y protegido, pero ¿qué pasa con el resto de personas, ambientes y sitios?. Pues que para todos esos virus catarrales que hay, él aún no tiene inmunidad y su cuerpo reacciona para protegerle de ellos.


¿Cómo les protege su cuerpo?


Pues poniendo a su disposición todos los mecanismos que conoce para defenderse: mocos, fiebre, tos, vómitos y diarreas. Como no, el más común, sencillo y primero de todos en aparecer son LOS MOCOS.


¿Qué función hacen los mocos?


Los mocos hacen de barrera protectora del cuerpo a la entrada de virus y bacterias en el organismo. Cuando su pequeño cuerpecito detecta virus y bacterias para las que aún no ha creado inmunidad pues comienza a producir moco en un intento de que nada de eso entre dentro del cuerpo y además también hacen de función de arrastre de esos virus y bacterias hacia el exterior.


¿Por eso siempre tiene mocos?


Claro. Si hay multitud de virus catarrales en el ambiente, para los que aún no está inmunizado y una de las cosas que puede hacer su cuerpo para sacar esos virus fuera o evitar que entren dentro son los mocos, pues es fácil la relación. Su cuerpo debe de decir algo así como: "Si tengo mocos todo el tiempo, siempre estoy protegido contra todo esto".


Entonces, ¿es necesario lavarle siempre los mocos?


No, claro que no. Solamente es necesario lavar los mocos a los bebés y los niños cuando estos mocos les impiden estar cómodos. Es decir, cuando tú empiezas a ver que esos mocos están suponiendo un problema. El bebé o el niño se fatiga un poco, está atascado, no duerme igual, no respira con normalidad, le cuesta un poco hablar o comer o le vemos incomodo o irritable.


¿Los mocos verdes no indican que necesita antibiótico?


No. Este es uno de los mitos más extendidos. Los mocos, todos, sean de virus o bacterias, tienen un proceso y pasan por varias fases. Primero son como agua y muy fluidos, luego son un poco más espesos y amarillos y finalmente son verdosos y espesos para terminar volviendo a ser claros y fluidos y desaparecer o quedarse siempre con ese moquillo trasparente y como agua. No tiene nada que ver y no indica la gravedad, lo único que si indica es la dificultad del niño para expulsarlos y estar cómodo.


¿Cómo le podemos ayudar a estar más cómodo si tiene muchos mocos?


Como veis, lo importante no es la idea de quitar los mocos, porque están cumpliendo su misión y no son malos en sí mismos, lo que sí que queremos es que el niño esté lo más cómodo posible y disminuyan las complicaciones.


Para ello podemos hacer varias cosas:


- Humidificar el ambiente: poner trapos húmedos o tarros con agua en los radiadores será suficiente en invierno, ya que el ambiente se reseca mucho en las casas. También podemos poner directamente un humidificador, si tenemos.


- Ofrecer muchos líquidos: todo el tiempo. Si es un bebé menor de 6 meses, lo más recomendable es ofrecer leche materna o artificial a demanda y siempre que nosotros lo consideremos. No está recomendado dar agua, zumos o infusiones, ya que le llenan el estómago, pero no le aportan ninguna caloría. En mayores de 6 meses, lo mejor sigue siendo la leche materna o artificial a demanda, pero también se le puede ofrecer un poco de agua. En niños más mayores ofrécele líquidos continuamente, agua, zumos naturales y leche. Esto ayuda a fluidificar los mocos y expulsar antes los virus que hayan entrado al organismo.


- Dejarle descansar: si el bebé o niño se encuentran con muchos mocos, decaído y con peor estado general, lo mejor es evitar llevarle al colegio o la guardería hasta que se encuentre mejor. Favoreciendo en casa la comodidad y el descanso.


- Lavados nasales con suero fisiológico: sólo si de verdad consideramos que los mocos no son fluidos, en ese caso podemos introducir con una jeringa 2-3 ml de suero fisiológico por una fosa nasal y luego por la otra. Si es un bebé lo mejor será tumbado de lado e introducir el suero por el orificio contrario. Si es más grande, será suficiente con tenerlo sentado o de píe.


Recuerda, los mocos no son malos ni significa que el bebé o el niño esté enfermo, lo único importante es que se encuentre bien y cómodo y darle muchos mimos que sospechosamente ayudan bastante a disminuir las infecciones y los mocos.

 

Para saber más. visita mi blog http://www.cuidadosycaricias.es/index.php/blog

 
Más artículos...

bannerdirecciondiariodelari