cabecera1cabecera2cabecera3

Salud y Bienestar

Beneficios nutricionales del consumo de carne de ternera

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

tern

 

Consumir carne de ternera aporta múltiples beneficios a nuestro organismo. En España, con el nombre de ternera lechal se le conoce al bovino de hasta un año de edad que sólo ha sido criado con leche materna. Su carne es magra con un amplio poder nutricional al contar con proteínas. Una carne blanca rica en agua y una de las primeras carnes que se pueden introducir en la alimentación de los bebés a partir de los seis meses de edad.

 

Carne blanca con gran variedad de beneficios nutricionales en el consumo. Además de aportar minerales como potasio, hierro, calcio, magnesio y zinc, las proteínas son muchas: 100 gramos de ternera aportan 21 gramos de proteínas. A ello hay que sumar el bajo contenido en grasas, lo que lo convierte en un alimento que es fácilmente digerible.

 

De mismo modo la vitamina B6 de la carne de vacuno mejora nuestro sistema inmune, y es una fuente importante de ácido linoleico para acelerar la recuperar los tjidos. El zinc es antioxidante que ayuda al crecimiento de los músculos y la vitamina B12 desempeña un papel importante en la producción de células rojas de la sangre.

 

Sana autoestima

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

manz

 

¿Qué es la Autoestima? Creo que todo el mundo lo sabe, es “quererse a uno mismo”. Pero, ¿cómo se quiere uno a sí mismo? Hay muchos aspectos dentro de la autoestima y CUIDARSE es uno de ellos. Dentro del cuidado personal, la higiene y aseo personal son de vital importancia. ¿Qué sería de nosotros si vamos sin arreglar o asear por la calle? la gente, nos rechazaría y nos aislaríamos cada vez más. Sin embargo, el hecho de hacerlo, no es para los demás, sino para nosotros mismos. Cuando uno se asea, se siente bien consigo mismo, es el primer paso. Este aspecto es el primero que perdemos cuando estamos decaídos. Por lo tanto, hay que contrarrestarlo y precisamente obligarnos a asearnos cuando menos ganas tenemos, porque nuestro estado de ánimo mejorará.

 

Otro aspecto es nuestro estilo de vestir, de caminar, de ser y estar en el mundo. Cada persona, sin darnos cuenta lo hemos desarrollado a lo largo de la vida. Nuestros gustos y preferencias tienen mucho que ver en todo esto. Solemos elegir un estilo o color para nuestra ropa, nuestros complementos o las cosas que utilizamos cada día. Todo lo que está a nuestro alrededor, tiene nuestra marca de identidad. Nuestro estilo, dice quiénes somos y cómo somos. Y es bueno que seamos conscientes de ello, y conocernos a nosotros mismos. Este es un aspecto que refuerza nuestra autoestima y forma parte de ella: el AUTOCONOCIMIENTO.

 

Es necesario que sepamos lo que nos gusta, lo que reflejamos a los demás, lo que somos, en definitiva lo que queremos en la vida. A veces, es difícil saber algunas cosas, sobre todo en períodos de cambio. Hasta nosotros mismos, nos sorprendemos a veces de nuestros avances o nuestras reacciones, pero seguimos siendo en esencia NOSOTROS. Y la base siempre estará ahí. Conociéndonos a nosotros mismos lo más posible, nuestras relaciones con los demás mejoran, porque admitimos cómo son los demás y cómo nuestra forma de ser interactúa mejor o peor con los otros.

 

También es muy importante el AUTO- RESPETO, es decir, respetarse a uno mismo. ¿Tú te respetas? ¿O te insultas cada vez que cometes un error? ¿Te sueles enfadar contigo mismo? Si a veces no nos respetamos nosotros mismos, ¿cómo pretendemos que nos respeten los demás? Ahí está el quid de la cuestión. A veces, vamos por la vida cabizbajos, permitiendo que los demás sean lo primero, y luego nos sorprendemos con que se aprovechan de nosotros y nos pisan. Debemos ser conscientes de este hecho, porque nosotros mismos lo provocamos. Nuestra autoestima juega aquí un gran papel y en ella influye nuestro estado de ánimo, pero también nuestra personalidad y nuestra manera de enfrentarnos al mundo.

 

Si somos de aquellos que permitimos a los demás tomar decisiones, no nos sorprendamos de que cuando queremos tomarlas nosotros, no nos hagan ni caso. Damos y damos, pero cuando toca recibir, no llega nada. ¿Qué está pasando? Estamos actuando de una manera en la que primamos al prójimo y damos el mensaje de que nosotros no importamos, y que somos el “último mono”. Esto no lo podemos permitir. Ahí radica el AUTO-RESPETO, todos tenemos derecho a ser tratados con respeto y dignidad, y nadie es más que nadie. Un día por ti, otro por mí. Hay que equilibrar las relaciones y que estén al mismo nivel, en cuanto se inclina hacia un lado, siempre hay uno que recibe más que otro. A lo mejor, por carácter el que recibe menos lo aguanta sin problemas. Pero llega un límite, en el que todos nos cansamos y aquel que da todo, se planta y reivindica sus derechos, pero ya es tarde y la otra persona además no es capaz de verlo desde su perspectiva. Este hecho trae muchos problemas en las relaciones sociales y familiares. Así que, es bueno poner límites desde el principio y decir “aquí estoy yo y mis circunstancias, y el que no me respete que no me siga”. A veces, el bajo estado de ánimo nos puede hacer sentir inferiores a los demás, pero no es así. Y aunque a veces realmente haya una relación vertical: padres-hijos, profesor-alumno, jefe-empleado… todos debemos ser tratados con respeto y sin que se aprovechen de esa situación de poder. Si lo estamos permitiendo es porque recibimos un beneficio, pero llegará un momento en el que la dignidad de la persona se hiere tanto que se pierde la perspectiva. Pongámonos en nuestro lugar y no dejemos que nadie nos pise. Desarrolla una SANA AUTOESTIMA.

 

Consulta mi BLOG: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Consejos para tener un buen descanso

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

descan

 

Muchas personas tienen problemas a la hora de dormir y les cuesta mucho conciliar el sueño.

Pero un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard ha planteado unos consejos para que sea más fácil conciliar el sueño incluso para la gente que padece insomnio. Estos consejos harán que nuestro cuerpo se levante con más energía y se tenga una mejor salud.

  1. Muchas personas eligen la cama como lugar para hacer otras actividades que no sea dormir. Estas actividades como ver la televisión, mirar el correo, jugar a la tablet, ver videos o leer las redes sociales hacen que sea más difícil conciliar el sueño al final del día. Además hay muchos tipos de colchones que ayudan a que nuestro cuerpo descanse mejor, como el colchón Intex en Raviday.
  2. Practicar actividades físicas como caminar, correr o incluso nadar, hacen que nuestro sueño sea reparador. El motivo de esto es que una persona que hace deporte tiene más facilidad a la hora de dormirse, además durante la noche habrá menos probabilidades de despertarse frecuentemen
  3. Fumar es el enemigo del sueño, sin contar que también daña a nuestra salud. La nicotina hace que nuestro organismo tenga más dificultades a la hora de dormir.
  4. Tomar bebidas con cafeína como el café o el té hace que durante la noche tengamos más necesidad de ir al lavabo además de que será más difícil conciliar el sueño. Las bebidas alcohólicas ayudan a coger el sueño antes debido a que el sistema nervioso se deprime, pero también tienen su lado negativo, ya que este proceso dura poco y hace que nos levantemos más a menudo durante la noche. Además el alcohol magnifica la ronquera y los problemas respiratorios.
  5. El lugar de reposo debe ser un sitio tranquilo y silencioso además de ser una estancia fresca. Los objetos electrónicos no ayudan a que nuestro cuerpo descanse adecuadamente por eso lo más aconsejable es tenerlos fuera de la habitación. La habitación también tiene que estar ordenada para que sea más fácil conciliar el sueño.
  6. Tomar medicamentos para dormir no es buena idea. Si se pueden evitar mejor, si es necesario consultar con el doctor para saber durante cuánto tiempo se deben de tomar.
 

Dieta para reponerse de las fiestas de fin de año

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

dieta

 

Ya celebramos las navidades con familiares y amigos. "Son muchas las fiestas. De hecho, podemos tener unos 15 o 20 eventos extraordinarios, muchos con comida abundante y que desbordan a cualquiera ", comenta Adelardo Caballero, director del Instituto de Obesidad y médico adjunto de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Universitario La Princesa de Madrid.

 

No obstante, el especialista señala que es posible perder los kilos que los excesos navideños nos han dejado. "El secreto es tener confianza en uno mismo y recuperar las costumbres tanto dietéticas como de actividad física que, a veces, tenemos abandonadas", afirma. En este sentido indica que, para perder peso, es necesario ser ordenados con las comidas, comer cinco veces al día e intentar reducir el volumen de alimentos que consumimos.

 

Del mismo modo, Antonino Jara Albarrán, autor del libro "Quiero y puedo adelgazar", aconseja comer menos para reducir el aporte energético, comer de manera equilibrada y hacer ejercicio como medidas para perder peso y no recuperarlo después.

 

Asimismo, recomienda desterrar mitos tales como "no puedo adelgazar porque mi cuerpo es así" o "mi constitución me impide adelgazar"; pesarse cada semana sin obsesionarse con perder peso a diario y, sobre todo, no desanimarse. "Se puede descansar algunas veces pero nunca abandonar", asegura.

 

Cuando se trata de perder peso, la constancia es clave. "Los propósitos de año nuevo a menudo fracasan. Pero marcarse objetivos realistas y establecer cambios en el estilo de vida a largo plazo puede ser mucho más sostenible", subraya la Fundación Británica de Nutrición.

 

El doctor Caballero también hace hincapié en la continuidad y afirma que hay que luchar "en el tiempo". En este sentido, explica que es necesario aplicar una serie de normas y dedicar tiempo a cambiar la actitud para poder mantenerse y ser eficiente en la pérdida de peso.

 

Para eliminar el peso extra que hemos ganado durante las fiestas, el especialista aconseja ser pacientes. "No hay que intentar dietas extremas o un ejercicio físico muy vigoréxico que, incluso, puede hacernos daño", apunta. En cambio, recomienda afrontar la pérdida de peso de una manera sosegada y buscar el consejo de una persona experta en nutrición y actividad física.

 

El doctor Caballero señala que la pérdida de peso debe ser paulatina. "Hemos obtenido ese peso poco a poco y para esto no hay terapias de choque. Hay que ponerse metas accesibles", destaca. Aunque cada persona es diferente, el experto estima que plantearse perder entre 300 gramos y medio kilo a la semana es algo "bastante proporcionado y posible".

 

Lograrlo pasa por hacer ejercicio y seguir ciertas pautas en lo que a alimentación se refiere. "Lo primero que tenemos que hacer es intentar que el desayuno sea la comida más importante del día, afirma. Así, el facultativo indica que sería aconsejable tomar, por ejemplo, un zumo, algún lácteo y un pequeño bocadillo para desayunar.

 

Además, hay que hacer cinco comidas al día e intentar que las cenas y las meriendas sean menos abundantes. "A esa hora el organismo no está condicionado para recibir grandes dosis de calorías y, por lo tanto, debemos evitarlo", precisa. Asimismo, el especialista recomienda evitar por las noches los hidratos de carbono, los lácteos y las frutas.

 

Para perder peso hay que ser "estrictos y parcos en las raciones. También es conveniente estar vigilantes ante el alcohol, pues aporta muchas calorías, advierte. Del mismo modo, puntualiza que hay que seguir un horario y no saltarse ninguna comida.

 

Ser prudente con las cantidades

En cambio, señala que es necesario huir de las dietas mono producto, de aquellas que te dicen que puedes tomar mucha cantidad pero de una sola cosa. "Las dietas tienen que ser amplias y variadas. Nuestra recomendación es ser prudente con las cantidades" , manifiesta.

 

Cuando se trata de perder peso, además de una alimentación moderada y equilibrada, la actividad física es imprescindible. Pero, aparte de ayudarnos a perder esos kilos de más, estos hábitos favorecen el buen estado del organismo. Así, la Organización Mundial de la Salud precisa que "la dieta saludable y una actividad física suficiente y regular son los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida".

 

De igual modo, la Fundación Británica de Nutrición resalta la importancia de la actividad física. "Todos sabemos que debemos ser más activos, pero si siente que no está en forma y cree que correr por el parque o unirse a las masas en enero en el gimnasio no es para usted, trate de incrementar sus niveles de actividad lentamente con ejercicios moderados como caminar rápido o andar (montar) en bicicleta ", indica.

 

Esta entidad detalla que una persona de unos 60 kilos, al hacer limpieza durante media hora gasta unas 75 kilocalorías, el equivalente a 10 cacahuetes tostados con sal. Si esa persona pasara 30 minutos cortando el césped, quemaría 165 kilocalorías, lo que equivaldría a un gin tonic y si jugase al gofl durante esos treinta minutos, perdería unas 129 kilocalorías, aproximadamente una bolsa de patatas fritas.

La recomendación de la Fundación Británica de Nutrición es comenzar con una actividad moderada para que, una vez que nos sintamos más en forma, incrementemos la cantidad y el nivel de la actividad que realizamos. Además, esta entidad indica que 30 minutos de actividad física de intensidad moderada durante al menos cinco días a la semana "ayuda a prevenir y controlar unas 20 patologías, como el infarto de miocardio, el ictus, la diabetes tipo 2 o la obesidad".

 

Fuente: vidayestilo.terra.es

 

¿Y si comieras pan integral...?

Salud y Bienestar - Salud y Bienestar

panw

 

 

Existe la evidencia científica de que incluir una mayor proporción de carbohidratos procedentes de cereales de grano completo en la dieta, se asocia con un menor riesgo de padecer diversas enfermedades crónicas. Los alimentos procedentes de cereales integrales como el pan, junto con el aceite de oliva y la vid, conforman la llamada "triada mediterránea" de la cual se ha alimentado la población europea desde el neolítico y cuyos beneficios cardiosaludables son conocidos.

 

En este sentido, diversos estudios epidemiológicos han asociado la mayor ingesta de fibra de cereales y el consumo más alto de cereales de grano completo, con una disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, habiéndose observado, en algunos de ellos, reducciones de hasta un 21% del riesgo cardiovascular, al consumir entre 48 y 80 gramos al día de cereales de grano completo.

 

Además, también se ha demostrado que ayuda a la prevención de la diabetes mellitus de tipo 2, algunos tipos de cáncer, e incluso, algunas patologías gastrointestinales (estreñimiento, diverticulosis, diverticulitis), incluso su ingesta se relaciona con un mejor control de peso corporal y una calidad de la dieta total más satisfactoria.

 

Los ingredientes básicos del pan son la harina, el agua, la sal y la levadura. La harina puede haber sido elaborada con diferentes cereales, siendo el trigo es el más común, pero también actualmente hay una tendencia que no deja de crecer de recurrir a otros como la espelta, la avena o la cebada.

 

La harina integral es aquella en la que durante su proceso de molienda no se retira el salvado de trigo por lo que, aparte del alto contenido en fibra, aporta gran cantidad de vitaminas (B1, B2, niacina, ácido pantoténico, B6, biotina, folatos, carotenos y vitamina E), minerales (magnesio, zinc, hierro, calcio) y sustancias fitoquímicas, con acción principalmente antioxidante.

 

El pan integral se caracteriza por su color, que es más oscuro, su corteza gruesa y una miga mucho menos uniforme que la del pan blanco. Además, se trata de panes con interesantes propiedades sensoriales entre las que destaca su riqueza aromática.

 

Teniendo en cuenta que las recomendaciones actuales dentro del contexto de una dieta equilibrada aconsejan que el 50% de la energía total ingerida proceda de los hidratos de carbono, con menos de un 10% de ésta a partir de azúcares sencillos añadidos, es importante señalar la conveniencia de cumplir con el aporte adecuado de estos nutrientes, pero también con la necesidad de cuidar la calidad de los mismos.

 

Fuente: Pan Cada Día

 
Más artículos...

bannerdirecciondiariodelari